Actividades

Actividades Clasificadas
Se definen las actividades clasificadas como aquellas que sean susceptibles de ocasionar molestias, alterar las condiciones de salubridad, causar daños al medio ambiente o producir riesgo para las personas o para las cosas, cualquiera que sea la naturaleza jurídica del suelo donde se asienten.

El DECRETO 52/2012, de 7 de junio, publicado en el BOC Nº 117 de 15 de Junio de 2012, en su ANEXO establece la relación de actividades clasificadas y se determinan aquellas a las que resulta de aplicación el régimen de autorización administrativa previa.

Dicho decreto establece la necesidad de solicitar la licencia de instalación de actividad clasificada para todas aquellas incluidas en el apartado 2 del ANEXO y para las del apartado 1 habrá que solicitar la comunicación previa a la instalación de actividad clasificada, siendo imprescindible contar antes con el correspondiente informe de compatibilidad urbanística

Finalmente, para todas las actividades clasificadas, deberá realizarse la comunicación previa para el inicio de actividad clasificada.

Actividades No Clasificadas
Se definen las actividades no clasificadas o inocuas como aquellas en las que no concurra ninguno de los requisitos señalados en el apartado anterior o, de hacerlo, lo hagan con una incidencia no relevante.

Podemos establecer dos criterios para la puesta en marcha de la actividad:
  1. Según establece el Ley 12/2012, de 26 de diciembre, de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios, publicado en el BOE nº 311 de 27 de diciembre 2012, se eliminan todos los supuestos de autorización o licencia municipal previa, motivados en la protección del medio ambiente, de la seguridad o de la salud públicas, ligados a establecimientos comerciales y a la prestación de determinados servicios previstos en el anexo, con una superficie de hasta 750 metros cuadrados. Tampoco será exigible licencia o autorización previa la realización de obras ligadas al acondicionamiento de los locales para desempeñar la actividad, cuando no requieran de la redacción de proyecto. Requerirán por tanto la Comunicación Previa para la adecuación de inmueble y puesta en funcionamiento. Quedan fuera de esta tramitación, las actuaciones que vayan a desarrollarse en inmuebles catalogados.
  2. En caso de no estar incluida en el anexo anterior ó de tratarse de actividades desarrolladas en instalaciones de más de 750 metros cuadrados, que impliquen obras ligadas al acondicionamiento de los locales que requieran redacción de proyecto o que se trate de actuaciones a realizar en inmuebles catalogados, deberá solicitarse la correspondiente licencia de obra de adecuación de inmueble a actividad específica y posteriormente realizar la comunicación previa para el inicio de la actividad no clasificada.